8 min lectura

10 tips para impulsar tu estrategia de marketing de contenidos

30/08/22 10:50

Darles soluciones a las personas: te contamos cómo lograr que tu marketing de contenidos sea bueno para tu empresa y, entonces, para tus clientes.

marketing de contenidos

El marketing de contenidos es una estrategia ideada para trabajar las relaciones con las personas. Surge como una opción superadora de la comunicación y el marketing tradicionales, buscando ofrecer, mediante la creación de piezas de blog, de redes sociales y demás, contenido de valor a las personas, para ayudarlas a resolver problemas, dudas y necesidades. 

Ejemplos de esto serían: una inmobiliaria que hace posteos de redes sociales sobre cómo embalar correctamente las cosas de una casa, una agencia de viajes que hace notas de blog sobre curiosidades de distintos países del mundo, o una empresa de computadoras que arma publicaciones acerca de soluciones a errores comunes.

Es una táctica mucho más efectiva que las tradicionales, porque:

  • Genera una mejor relación con los clientes.

  • Se amolda mejor a los principios de prosumo del siglo XXI.

  • Posiciona a la marca en un lugar de referencia. 

  • Maximiza ganancias al ser una gran forma de enseñar a tus clientes.

  • Nutre la fidelidad de tu audiencia.

En esta nota veremos diez tips para potenciar una estrategia de marketing de contenidos en tu blog: cómo lograr que el valor esté claro para la persona que consulta en Internet una duda o un problema que tiene.

Recomendaciones para impulsar tu estrategia de marketing de contenidos

Para que el aporte de valor destaque en el calendario de publicaciones de tu empresa, es necesario que sigas estos diez tips.

#1 Basate en puntos de dolor

Los puntos de dolor son aquellos posibles problemas, dudas, necesidades o consultas que un buyer persona (es decir, un cliente ideal) pueda llegar a tener en relación a lo que ofreces o al mercado en el que tu empresa está insertada.

Este listado debe partir de cada uno de los buyer y tiene que ser exhaustivo, pues será el punto de partida de la planificación de contenido. En este sentido, es importante dar atención a cada perfil y tener atento el oído a las consultas rutinarias o a los comentarios de clientes que ya conocen tu trabajo.

En un primer momento, se debe armar un listado con todas las ideas que salgan, sin juzgarlas. Luego, se tiene que hacer una selección, puliendo el listado, eliminando redundancias y potenciando algunas frases llenas de posibilidades.

#2 Analiza las palabras clave y las intenciones de búsqueda

A partir del punto de dolor, hay que empezar a buscar palabras clave que se amolden a esa situación y que tengan búsquedas mensuales para crear un plan de contenidos.

A veces hay dudas sobre si la cantidad de consultas por mes es relevante o no. Lo cierto es que los algoritmos de Google fueron cambiando en los últimos años y cada vez se vuelven más inteligentes. Poco a poco se va reemplazando la centralidad de las keywords, buscando una división de poderes de ese aspecto con la denominada “intención de búsqueda”. Tal como el término deja entrever, se trata de la verdadera causa por la que una persona busca algo. Google deja de tomar a los search de forma literal para empezar a leer entre líneas: es por eso que, muchas veces, hay que privilegiar el punto de dolor por sobre una palabra clave estrella (porque hay casos en los que no existe).

Entonces, surge otra duda: ¿y si no hay búsquedas porque el problema está mal planteado? Sí, hay que ser cuidadosos. El objetivo es encontrar un balance entre algunas consultas mensuales y un problema real que se pueda solucionar.

Herramientas para conseguir los valores de búsqueda son el planificador de palabras clave de Google Ads o la sección SEO en HubSpot.

#3 Comprende el objetivo de tu pieza

Ahora bien, es de vital importancia tener un momento de tranquilidad previamente a empezar a escribir o crear un contenido.

Hay ocasiones en las que el atropello del día a día no permite tomar una decisión óptima en cuanto a lo que escribimos o diseñamos. Pero, el momento previo a la primera palabra, es, tal vez, el más importante: hay que estar seguros de lo que queremos decir.

Si bien se trata del huevo y la gallina (¿quién vino primero? ¿la escritura o lo que quiero decir?), es una buena idea planificar el posteo. Hay muchas estrategias y una de ellas puede ser la tuya. Hay gente que escribe y luego edita el texto hasta que quede ajustado, hay otros que necesitan planificar una estructura previa, hay otros que necesitan contarle a otras persona sobre su contenido. 

No hay que perder de vista que queremos hablar de solo una cosa, no de todo.

#4 Se claro y concreto en la redacción o visual

Ahora sí. Sabemos de qué vamos a hablar, tenemos una estructura (secciones) y estamos listos para empezar.

Para escribir cualquier tipo de contenido no hay que entrar en pánico. Es solo un posteo. Muchos se preocupan por llenar espacio, pero no hay que cometer ese error. Debes ser claro y concreto. No te olvides: quieres aportar valor, no aire vacío. ¿Hay alguna forma más directa de decir lo que estoy queriendo decir?, es una pregunta que debe ser recurrente.

Una buena estrategia para lograrlo es utilizar soporte visual: infografías, gráficos, fotos. Esto ayudará a que la información requiera menos descripción y sea más tangible para las personas.

#5 Trabaja el blog para alinearlo con el SEO

Para que tu contenido brille en Internet y encuentre a las personas adecuadas, es importante que sigas algunas buenas prácticas del SEO. Entre las más destacadas encontramos:

  • Trabaja los metadatos: se trata de información semántica extra que Google toma para mejorar la catalogación del contenido. En particular, se trata del nombre de las imágenes que cargues, la metadescripción, nombre y contenido de videos y demás.

  • Extensión necesaria: lo recomendado es que el post tenga, por lo menos, cuatrocientas palabras. Esto ayudará a que puedas hacer un uso correcto de la palabra clave y que los buscadores puedan hacer mejor su trabajo.

  • No repitas: el término clave no puede ser el leitmotiv insoportable de cada párrafo. Google penaliza esas estrategias, ya que busca que el contenido sea ameno y legible.

  • Enlazar con otros contenidos: los enlaces externos, así como los internos a tu blog, son un aspecto muy importante. Le dan relevancia a tu texto, demuestran que estás intentando agregar valor para el usuario, y ayudan a Google a comprender mejor la pieza.

  • Optimización para móviles: un gran porcentaje de tus lectores consumirá tu información desde un dispositivo móvil. Es central que el contenido mostrado sea responsivo y se adapte correctamente a cada medio.

#6 Utiliza llamados a la acción (CTAs)

Llegas al final del texto. Ya está editado, ya es perfecto. Aporta valor, es educativo, muestra soluciones concretas y está adaptado al SEO… Ahora no lo desperdicies. Si alguien te leyó hasta el final, es probable que quiera una acción para continuar: ahí es donde se puede brillar. 

Los CTA o Call To Actions son llamadas a la acción que sugieren al usuario cómo seguir. Dependiendo del posteo que sea, se puede ofrecer puntos de venta digital (o incluso modos de encontrar local físicos cercanos), métodos de contacto o contenidos descargables que den información en profundidad.

#7 Ofrece, ofrece y ofrece

Los contenidos de profundidad que se pueden ofrecer en los CTA son parte de la estrategia de marketing de contenidos y trabajan a un nivel muy importante: pueden conseguir información de los interesados, estimular decisiones de compra, educar y fidelizar.

Una persona que invierte tres minutos de su tiempo en leer un posteos sobre tu empresa puede estar interesado en contenido exclusivo y en mayor detalle, o una suscripción a un flujo de información (como un newsletter). A cambio, es posible que no le moleste dejar sus datos en un formulario, alimentando así tu base de datos.

Ese es uno de los principales objetivos del marketing de contenidos: la generación de leads.

#8 Idea una estrategia total: en dónde más puedo enviar mis contenidos

Muchas veces, el trabajo en la web no es complementado con una correcta puesta en escena en redes sociales, y eso es un error. Las redes sociales son muy importantes en cualquier estrategia de marketing, ni hablar si tratamos de la rama digital.

Es por eso que el marketing de contenidos requiere de ellas para potenciarse. Un gran flujo de personas pasan horas y horas en Instagram, Facebook, LinkedIn y demás y es posible que busque lo que nosotros ofrecemos en nuestro posteo.

La estrategia, para lograr retornos positivos, debe ser total.

 

En tus redes sociales, también puedes generar contenido educativo siguiendo el mismo proceso de pensamiento de ideas: pensando en tus buyer, en sus puntos de dolor y en una forma sencilla y concreta de mostrarlo

 

#9 Mide tus resultados

Para poder analizar cómo fue el desempeño de la pieza de contenido y de todo el esfuerzo que tiene detrás, hay que establecer qué KPIs (Key Performance Indicators) son los más adecuados para los objetivos que tenemos.

Muchas veces, se trata de clics y tiempo de permanencia en el posteo. Otras, privilegiamos las descargas del CTA. También podemos medir la cantidad de veces que nuestro contenido apareció en búsquedas, ya que, en conjunto con los clics, eso puede mostrarnos qué tan bien performa la nota en buscadores.

Esto se puede hacer mediante distintas plataformas. Las más conocidas son Google Search Console y Google Analytics, que tienen enfoques distintos, y también HubSpot, que es una plataforma que hace crecer negocios desde el Inbound Marketing y tecnologías de punta para aplicar a sectores de ventas, marketing y atención al cliente.

Último consejo: planifica el futuro

Una vez que ya se dio difusión a la pieza y ya pasó un tiempo, nos preguntamos: ¿por qué no más? También muchas veces ocurre que si tanto trabajo costó el primer contenido, no queremos ni pensar en que existen muchos más a continuación.

En ese sentido, es vital que hagamos el trabajo de sentarnos y volver a empezar. Una de las formas de lograrlo es mediante una planificación ajustada y detallista del futuro. En Titular.com ofrecemos un documento que colabora con el orden de tus proyectos: el planificador de contenidos

Allí podrás volcar toda tu estrategia: temas, posibles títulos, palabras clave, público al que está dirigido, punto de dolor que ataca y demás. Con él, todo el trabajo se hará mucho más ordenado y podrás mejorar el desempeño. Ten en cuenta que la constancia hace también al marketing de contenidos. Un blog o un perfil desactualizado no da confianza, ni deleita, ni fideliza.

Haz clic a continuación para obtener nuestro planificador:

Nuevo llamado a la acción

Iñaki Zubiaur

Escrito por Iñaki Zubiaur

Redactor SEO en titular.com

    Lecturas recomendadas

    Guía introductoria
    Inbound Marketing

    Descargar Guía