4 min lectura

Cómo aprovechar una campaña de LinkedIn Ads

04/01/23 07:00

Te contamos algunas claves para sacarle mejor provecho a tu presupuesto en LinkedIn Ads.

LinkedIn Ads

Muchas veces hay estrategias de marketing de contenidos en cuentas de LinkedIn que requieren de un pequeño empujón para comenzar a tener éxito. La pauta es una gran herramienta para lograrlo. 

Esta red social tiene distintos métodos publicitarios (como por ejemplo, LinkedIn InMail o de empleos o de posteos) que se controlan, como en otras redes sociales, a partir de un solo panel. A esa plataforma se le llama LinkedIn Ads.

Esta función es de suma importancia para dar notoriedad a tu contenido, sea cual fuere, y para darle músculo a tus cuentas (en seguidores, interacción y relevancia para los usuarios). Tiene muchas ventajas como cualquier tipo de publicidad digital, pero la más notoria es la posibilidad de llegar, en un medio totalmente dedicado al trabajo, a personas de interés para tu negocio. 

La parte difícil para muchas empresas es el costo: la publicidad en LinkedIn es más cara que en otros medios sociales como Facebook o Twitter. En particular, este es un punto mucho más difícil para las empresas en países con crisis económicas, ya que las inversiones son en dólares y pueden tener cargas extra.

Sin embargo, la inversión lo vale. En este posteo te traemos algunos consejos para que puedas sacarle mucho más jugo, y tus cuentas brillen con LinkedIn Ads. 

¡Acompáñanos!

1. Definir tu objetivo: declarar un punto de partida

Como en cualquier acción de marketing y más aún cuando destinamos una inversión de dinero, es fundamental tener en claro qué queremos lograr con la campaña. Desde los equipos profesionales (una agencia o consultora) que gestionan esta herramienta vas a recibir siempre los ejes o lineamientos generales de objetivos: aquellas metas a alcanzar para tu negocio y que serán expuestas en modo de métricas o reportes confeccionados con cierta frecuencia. 

Estos objetivos deben estar expresados de forma clara, concreta y deben tener una idea medible y posible de realizar. Es muy difícil que un presupuesto chico logre resultados propios de una inversión y una tirada mayor de pauta, por ejemplo.

Pero eso no es todo, es fundamental que tu equipo defina qué esperar, cuál será el número de tal acción que les interesa, el caudal de determinada información que desean acumular o el nivel de consumo del producto que esperan ejecutar. Cuánto más exigentes seas con esta conversación, mejor se podrá optimizar la campaña de LinkedIn Ads para lograr más ventas, recolectar más contactos de posibles clientes o lograr reservas en el sitio web. 

Que esto sea la regla de medición para saber cómo avanza tu inversión.

2. Animarse a más: llevar tu mensaje en distintos formatos

Es importante hablar de la elección del formato de tu anuncio, es decir de qué manera se va a mostrar. 

¿Qué tipos de formatos existen?

  • Anuncios de mensajes: se reciben en la casilla privada de cada usuario.

  • Anuncios de una sola imagen.

  • Anuncios de documentos: un archivo del tipo PDF para lectura y descarga.

  • Anuncios de video.

  • Anuncios de carrusel: varias imágenes en secuencia o estilo galería.

Como la campaña se basa tanto en tu mensaje como en la inversión y en la segmentación de audiencias (personas que son de tu interés). Deberás ser creativo para atraparlas y llegarles con la mejor creatividad posible. Pensemos en situaciones cotidianas: conocemos una marca nueva, un producto o servicio por la capacidad que esa organización tuvo para hacerse presente en nuestra rutina (vía pública, radio, videos o medios gráficos). Entonces una vez definido a quién vas a dirigirte con datos precisos, basados en sus perfiles, los contenidos en distintos formatos serán los encargados de atraer a usuarios más comprometidos y generar leads, crear conciencia de marca y formar relaciones claves para tu negocio.

3. Presupuesto: ¿cuánto dinero y por cuánto tiempo voy a invertir en LinkedIn Ads?

Una vez acordado el objetivo, el tipo de anuncio y la segmentación, es tiempo de establecer el presupuesto. Para eso tenés distintas opciones: 

  • Costo por impresión (CPM): lo conveniente para una campaña de reconocimiento de marca, es decir, lograr muchas vistas de tu mensaje sin priorizar clicks, leads o mensajes.

  • Costo por clic (CPC): se utiliza para campañas orientadas a la acción, por ejemplo: generación de clientes potenciales, descargas de materiales o registros en suscripciones.

  • Costo por envío (CPS): se usa cuando ejecutas campañas de anuncios de mensajes y pagas por cada texto entregado con éxito en la casilla privada de las personas.

En esta instancia se ingresa la oferta sugerida, es decir, un presupuesto diario, la fecha de inicio y finalización y la cantidad de dinero. El tip: recomendamos que hagas correr la campaña por lo menos por 5 días, todo para que el algoritmo comprenda qué le pedimos y para que tu equipo pueda entender e interpretar mejor el ecosistema de la audiencia, es decir qué consume, qué prioriza y sobre todo, quiénes están compitiendo en el mismo segmento. 

Aliarse con los expertos: la clave de todo el proceso

En las campañas de pauta digital es importante que trabajes con personas que tengan experiencia. La razón es simple: tu dinero puede valer más si lo utiliza un profesional que haya gestionado muchas campañas y pueda leer mejor los resultados y el funcionamiento de las plataformas y de las audiencias en las redes sociales.

Si te interesa implementar LinkedIn Ads o cualquier otro sistema de publicidad digital, ponte en contacto con nosotros para conversar sobre tu caso:

Charlemos

 

Fernando Fava

Escrito por Fernando Fava

    Lecturas recomendadas

    Guía introductoria
    Inbound Marketing

    Descargar Guía