4 min lectura

Las "cuatro p", el marketing mix y la era digital

08/09/22 18:19

El marketing mix conecta el hoy con el mañana. Pero, ¿qué ocurre en la era digital? El rol de las tradicionales “cuatro p”, sus “cuatro c” superadoras y el Inbound Marketing como broche de oro.

marketing mix

Muchas empresas tienen un gran producto y una gran estructura de colaboradores capacitados y acordes a las necesidades del puesto. Sin embargo, les falta la comercialización de dicho producto (o servicio): hay un objetivo, no un camino que lleve hacia él.

Es en ese contexto donde surge la idea de marketing mix y sus “cuatro p”, ideas con algunos años encima que en la era digital cobran un significado distinto y una importancia especial.

El marketing mix y las cuatro p

El marketing mix trata de todas aquellas acciones que se deben poner en marcha para que un producto o servicio alcance un objetivo comercial. Existieron varias teorías al respecto, pero la que prevaleció durante muchos años fue la de las “cuatro p”: las variables a controlar y tener en cuenta para que cualquier estrategia de marketing funcione de forma adecuada y los clientes logren conocerlo y consumirlo.

Estos cuatro aspectos son:

  • Producto o servicio: tradicionalmente, se buscan las ventajas y el posicionamiento del producto en el mercado.

  • Precio: relacionado a lo anterior, ¿qué precio está dispuesto a pagar una persona de tu público?

  • Plaza: es necesario el control de la producción y la distribución de acuerdo a la demanda. Además, es importante tener en cuenta los canales para ofrecer el producto o servicio.

  • Promoción: mediante comunicación y relaciones públicas, el producto y toda su estrategia por detrás debe ser ofrecido al cliente justo. 

Superar las “cuatro p”: hablemos de las “cuatro c”

Las cuatro variables del punto anterior son la base de todo el marketing de 1960 a la actualidad. Sin embargo, el marketing mix hoy en día ha evolucionado mucho por todos los cambios sociales, tecnológicos o de comportamiento (pensemos, simplemente, cuánto se ha modificado el mundo que conocíamos antes del 2020 ). Las “cuatro c” surgen en 1990 como una mirada actualizada y más acertada para el manejo del marketing mix en la actualidad.

El cambio más sustancial en las “cuatro c” es el foco en la atención al cliente y, a fin de cuentas, en la fidelización, estrategia mucho más efectiva que la de conseguir consumidores nuevos constantemente.

Hablamos de:

  • Consumidor

  • Costo del producto o servicio

  • Conveniencia

  • Comunicación

Consumidor

Antes partíamos del producto o servicio, pero ahora empezamos del otro lado: ¿qué necesidad tiene el consumidor? Saber qué puntos de dolor tiene tu buyer persona te posibilita a ofrecer soluciones concretas a necesidades reales. Entonces: ¿cómo soluciono el punto de dolor del buyer persona con mi producto o servicio?

Costo del producto o servicio

Este aspecto no tiene mucha novedad en relación a lo antes analizado en el punto “precio”. Saber cuánto tu cliente está dispuesto a pagar por tu solución es importante para poder establecer un precio. En este punto se puede establecer un análisis como el anterior (quién es tu buyer persona determinará las posibilidades, los valores posibles y el posicionamiento). Lo importante es buscar eliminar gastos de costos para poder bajar el precio de producción. 

En conjunto a esto, una estricta política y análisis de calidad constantes son un must de cualquier negocio.

Conveniencia

Conocer a tu consumidor o buyer persona es elemental. En esta variable también lo es, ya que aquí se debe establecer la forma de ofrecer el producto o servicio: ¿qué le es más conveniente para mi cliente o prospecto? ¿Desea una tienda física? ¿Desea tener la posibilidad de adquirirlo mediante Internet? ¿Qué canal simplifica el proceso de compra para tu cliente ideal?

Cada mercado y cada buyer persona es diferente. El análisis es clave.

Uno de los núcleos de esta estrategia es contar con un buen sistema de atención al cliente. Es mediante un proceso aceitado de servicio que podemos transformar a nuestro negocio en una solución real y no en un dolor de cabeza.

Comunicación

La tradicional “promoción”, en su filosofía, no se aggiorna a las formas actuales de alcanzar clientes. Si bien no es del todo ineficaz, es parte de un paradigma que, con la llegada de Internet, ha quedado desactualizado. Cuando hablamos de “comunicación” estamos refiriéndonos a un fenómeno propio de las redes sociales y los buscadores en línea: construir y trabajar relaciones con los clientes.

No buscamos exaltar características de un producto o servicio, sino establecer un canal cordial de relación con quienes tienen una necesidad que nosotros podemos solucionar. Esto lo logramos mediante un arsenal de contenido de valor dirigido a resolver esos problemas concretos, ligado a un servicio de atención de calidad que funcione de “centro de confianza” para solucionar la vida de las personas.

El inbound marketing: el valor es el nuevo vender

La filosofía del inbound marketing se basa en conectar preguntas con respuestas, necesidades con resultados. Es la herramienta que potencia el ciclo de marketing mix basado en la cuatro c que se acaba de describir.

¿De qué se trata? En particular, es una metodología que se enfoca a producir valor fomentando acciones. Lo hace mediante distintas piezas de comunicación ligadas a los buyer persona para que las personas que representa puedan encontrar a tu negocio en distintos medios digitales (buscadores, redes sociales y demás) y, a fin de cuentas, tomarte como referente de tu mercado y resolver sus problemas con tus soluciones.

Si te interesa descubrir esta estrategia y potenciar tu marketing mix en la era digital, haz clic a continuación y descarga nuestra Guía de Inbound Marketing. Allí encontrarás todo lo que necesitas para empezar a conocer de qué se trata.

Nueva guía de introducción al inbound marketing

Fernando Paredes

Escrito por Fernando Paredes

    Lecturas recomendadas

    Guía introductoria
    Inbound Marketing

    Descargar Guía