Habemus post: cómo escribir un texto para el blog de tu empresa

24/10/17 17:28

Escribir es un arte maravilloso, y también un oficio. Esto significa que, más allá de que tengas o no talento para la escritura, un texto siempre fluye sobre el cauce de tu técnica.

En este post compartimos algunas sugerencias que te serán de ayuda a la hora de sentarte a escribir un texto para el blog de tu empresa. Desarrollar un blog es uno de los aspectos más importantes en una estrategia de inbound marketing, y sabemos que para algunas compañías esto puede representar un desafío. Queremos ayudarte con eso, así que esperamos que estas ideas te inspiren.

El proceso de redacción

Es posible que algunas personas aún tengan la expectativa de sentarse frente al teclado y poner en palabras, de un tirón, una secuencia ordenada de ideas. Para alguien que se siente a trabajar en un texto con eso en mente, la realidad puede ser algo frustrante.

Al momento de comenzar a redactar nadie tiene del todo resuelto qué, cómo y en qué orden desarrollará las ideas centrales de su texto. En este sentido, la redacción es un proceso tanto de escritura como de elaboración de ideas. Trabajar un texto implica pensarlo y repensarlo, escribirlo y reescribirlo, atendiendo con paciencia a los distintos aspectos que conforman su estructura y contenido.

Daniel Cassany, investigador de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona), señala que existen diferencias de comportamiento significativas entre los escritores expertos y no expertos, y que dichas diferencias se relacionan con la calidad de los textos que unos y otros producen. En concreto,

Los expertos (...) buscan, organizan y desarrollan ideas; redactan, evalúan y revisan la prosa; saben adaptarse a circunstancias variadas y tienen más conciencia del lector. En cambio, los aprendices se limitan a capturar el flujo del pensamiento y a rellenar hojas, sin releer ni revisar nada.¹

Esto es especialmente relevante para la redacción de textos cortos como los que se publican en el blog de una empresa. Por eso es importante tomarse el trabajo en serio y dedicar tiempo a los distintos aspectos que componen el proceso de redacción.

¿Por dónde empezar?

Cuando llega el momento de sentarse a escribir, las infinitas posibilidades de la hoja en blanco pueden causar cierto temor. ¡Ánimo, tenés todo tu texto por delante! El primer paso en esta tarea es pequeño pero importante: encontrar un título provisional.

Un título provisional funciona como una brújula. Te permite detenerte a pensar cómo comenzar a trabajar en el texto; qué enfoque darle, o cómo acotarlo si la idea general que tenés en mente es muy amplia. El título provisional es una herramienta que podés utilizar para orientar tus primeras palabras y avanzar hacia tu objetivo. Y cabe recordarlo, porque no es menor: se trata de algo provisional, lo cual significa que al terminar tu escrito podrás modificarlo de acuerdo a como se haya desarrollado el post.

También te puede interesar: 10 tips de SEO para optimizar tu blog

En el mismo sentido, puede ser útil elaborar un esquema. Es decir, ir más allá del título y delinear los principales apartados del texto con una lista de intertítulos provisionales. Esta estructura puede darte un pantallazo de qué subtemas se incluirán en el post y te permitirá, incluso, comenzar por la sección que te resulte más conveniente.

La importancia de conocer a tus lectores

Este es un aspecto muy importante para tener cuenta. ¿Quién va a leer tu texto? Tener conciencia del lector te permite hablarle en su mismo “idioma”, elegir los términos más apropiados y, en el marco de una estrategia de inbound marketing, enfocar tu desarrollo en los temas que más le interesan a tu buyer persona.

¿Qué información necesita tu audiencia? ¿Qué nivel de conocimientos tiene sobre el tema que vas a desarrollar? ¿Con qué ejemplos o metáforas puedes lograr que se identifique con el texto? Toda la información que hayas volcado en tu perfil de buyer persona será de mucha utilidad en este punto.

Si aún no confeccionaste un perfil de buyer persona para tu empresa, leer este post puede ayudarte con eso.

Trabajar con las palabras y las ideas

Hasta el momento de la publicación, nada de lo que escribas es definitivo. Por eso, lo mejor es que te permitas jugar con tus ideas sobre el tema. Ponerlas por escrito te permite tomar cierta distancia, “amasarlas” en la hoja hasta darle una consistencia adecuada. No hace falta que el estilo sea el mejor: ya habrá tiempo para revisarlo más adelante.

La introducción del texto es un buen lugar para comenzar a delinear tu idea principal. Para movilizar tus nociones sobre el tema del texto podés recurrir al torbellino de ideas, elaborar redes conceptuales o hacerte preguntas que te ayuden a definir cada aspecto del mismo.

Por último: ¿qué han dicho otros sobre los temas que vas a desarrollar? Revisar material de referencia y hacer una búsqueda online puede enriquecer tu abordaje y darte una orientación sobre cómo encarar tu post.

Y ahora, a redactar. En la sección siguiente detallamos algunos rasgos esenciales que un buen post debe tener.

Características de un buen post

Existe cierto consenso acerca de las características que un buen post debe tener. Debajo listamos algunas que nos parecen imprescindibles a la hora de escribir contenidos para el blog de tu compañía.

Estilo llano y legible

La legibilidad hace referencia a la facilidad con la que una persona puede leer y comprender un texto. Para cultivar un estilo que no obstaculice la comunicación con tus lectores, se recomienda emplear oraciones cortas y un lenguaje sencillo. La puntuación es igualmente importante; utilizá todos los signos de puntuación, ya que las pausas son esenciales para la comprensión de un texto.

Título atractivo

El título es la cara visible de tu texto en los resultados de una búsqueda online, en las campañas de email marketing y en las redes sociales. Por eso, el título definitivo debe ser preciso, claro y lo suficientemente atractivo como para llamar la atención del lector.

Introducción clara

La introducción es la antesala de tu texto. Es importante que incluya la idea principal del texto brevemente desarrollada, y que sea tan atractiva como el título, de modo que logre captar la atención del lector y lo anime a seguir leyendo.

Organización en intertítulos

Organizar tu texto con intertítulos permite que los lectores hagan un “escaneo” rápido del documento y encuentren mejor lo que necesitan. Este tipo de estructura es más amigable con el modo en que las personas leen hoy en Internet, salteando entre las distintas partes de un texto para satisfacer su curiosidad. Por otro lado, alguien que puede encontrar rápidamente lo que desea será más propenso a confiar en quien provee el contenido y, en última instancia, a seguir la llamada de acción que coloques al final.

Listas

Cuando el texto lo permita se recomienda utilizar listas que destaquen el contenido de manera esquemática. Las listas pueden utilizarse para enumerar ventajas o características de tus productos, y son un recurso particularmente útil en posts técnicos.

Referencias de calidad

Incluir referencias y estadísticas puede contribuir a la credibilidad del contenido, sobre todo si las fuentes provienen de organismos o empresas que sean referentes acreditados en el tema.

Extensión del texto

La extensión de un post depende de muchos factores. Un texto corto podría ser favorecido ante uno largo si se trata de un tema genérico, o lo contrario si el tema es específico y el lector llegó como resultado de una búsqueda puntual. Lo que está claro es que los buscadores prefieren los textos largos. En un estudio llevado a cabo en su propio blog, el equipo de MOZ encontró que “un artículo entre 1.800 y 3.000 palabras tiene 15 veces más probabilidades de ser enlazado que un artículo con 600 palabras o menos”.

Llamada a la acción (CTA)

Las llamadas a la acción son enlaces a recursos en línea o descargables que normalmente se acceden a través de un formulario en una página de destino. Las llamadas a la acción permiten recolectar datos de tus lectores a cambio de ofrecerles contenido de valor. Como parte de una estrategia de inbound marketing los CTAs al final de tus posts son un recurso imprescindible.

Ilustraciones

Un texto con imágenes tiene mayores probabilidades de ser visto, sobre todo teniendo en cuenta la difusión del mismo a través de redes sociales. El portal BuzzSumo analizó alrededor de un millón de artículos en Internet y encontró que los posts con imágenes relevantes se comparten en Facebook hasta un 70% más que uno sin imágenes. En este sentido, es muy importante encontrar ilustraciones que sean visualmente atractivas y congruentes con el contenido del texto.

Optimización SEO

La optimización del contenido de tu post para SEO es una muy buena manera de procurar que sea leído por más personas. En este punto es importante revisar títulos y encabezados, la metadescripción, los textos de anclaje y la optimización móvil. Si todo esto te resulta abrumador, podés revisar este artículo para aprender más sobre Search Engine Optimization (SEO).

El reposo y la revisión final

Cuando se ha pasado muchas horas escribiendo y volviendo una y otra vez sobre un párrafo u oración, las probabilidades de no detectar errores conceptuales, gramaticales u ortográficos es alta. Por eso, una vez que se ha logrado completar una primera versión de un post, es preciso dejarlo reposar un tiempo. 24 horas suelen bastar para despejarnos y recobrar la agudeza necesaria para llevar a cabo una revisión.

La revisión es muy importante. Como decíamos al principio, un texto no se escribe de un tirón, sino que se lo trabaja a lo largo del tiempo en un proceso que tiene muchas idas y vueltas, entusiasmos y rectificaciones. La revisión final nos permite contemplar el borrador como un todo, terminar de ajustar oraciones, pulir excesos, redondear ideas que hayan quedado mal expresadas, y demás. Si es posible, es recomendable que un tercero realice una revisión independiente antes de disponerlo todo para la publicación.

¡Gracias!

Espero que el post te haya gustado y te anime a escribir más y mejor. La buena redacción es menos el fruto de un talento extraordinario que el resultado de la buena predisposición y la práctica constante.

¡Saludos!

[1] Cassany, Daniel: La cocina de la escritura. Anagrama, Buenos Aires (2012)

Nuevo llamado a la acción

Esteban Knöbl

Escrito por Esteban Knöbl

Marketing de contenidos en titular.com

    Suscribite a nuestro boletín

    Recibirás recursos de valor sobre estrategia digital, marketing y el mundo de los negocios.

    Glosario de Marketing Industrial

    Si el objetivo es que tus clientes potenciales encuentren tu sitio en internet y adquieran tus productos, empezá por acá.

    Nuevo llamado a la acción